Mayores en internet: una navegación segura

El segundo martes del mes de febrero se celebra el Día Internacional de Internet Seguro. Una jornada que tiene como objetivo crear conciencia de la importancia que tiene el hacer de internet una plataforma más segura. La era digital ha aportado muchas cosas buenas, haciendo más accesible la comunicación y facilitando la conectividad. Pero también ha traído consigo varios problemas e inconvenientes, que dificultan la navegación y, en ocasiones, la vuelven poco segura. A través de esta entrada, queremos abordar los principales problemas de los mayores en internet, como pueden ser las ciberestafas o timos. Ofrecemos también consejos para evitar que los mayores caigan en este tipo de trampas. 

¿Qué son las ciberestafas?

Las ciberestafas son un fraude que se realiza a través de internet, utilizando dispositivos digitales con el fin de conseguir dinero u otros beneficios. Se realizan a través de suplantaciones de identidad, robos de contraseñas y datos o timos. En España, en el año 2022 se registraron un total de 374.737 ciberdelitos, según recoge el Informe sobre la Cibercriminalidad publicado por el Ministerio del Interior.  

Estafas a personas mayores en internet

Uno de los motivos por los que internet puede suponer un problema para los mayores son las estafas cibernéticas. Mostramos a continuación algunos de los fraudes más comunes que se desarrollan por la web. No se busca con esto inquietar a las personas mayores, ni crear la sensación de miedo constante cuando se navega en internet. Al revés. Queremos aportar la información necesaria para que nuestros seres queridos se puedan sentir más seguros. Conocer algunas de las estafas más comunes puede ayudar a estar atentos y prevenirlas en el futuro:

  • Phishing o suplantación de identidad. Consiste en hacerse pasar por una empresa, a través de un correo o número de teléfono falso. Para evitar caer en esta estafa, hay que tener muy claro que jamás se debe compartir nuestra información personal (datos de contacto, datos bancarios, etc.) sin comprobar antes con la empresa la identidad de quien nos envía el correo. Un ejemplo muy reciente de este tipo de estafas es el timo del botón rojo. En este artículo se explica cómo funciona la estafa y se dan consejos para evitarla. 
  • Premios y concursos. A través de correos, mensajes de WhatsApp o ventanas de anuncio nos premian por un concurso o premio en el que no nos hemos presentado. Una gran cantidad de dinero, pero que requiere que pongamos antes nuestros datos para reclamar el regalo. Debemos bloquear cualquier mensaje que pida enviar dinero para ganar algo. La Policía Nacional ofrece una serie de consejos para evitar caer en este tipo de timos. 
  • Familiar en apuros. Suelen hacerse a través de las redes sociales o mensajes. Se suplanta la identidad de algún amigo o familiar nuestro. Suele hacer ver que está pasando apuros y que necesita dinero urgente. Es una estafa muy convincente, ya que nos aparece un mensaje suyo, probablemente su nombre completo y fotografía. Debemos contactar con esa persona, pero a través de los canales con los que hablamos habitualmente (no a través de las redes sociales).
  • Robo de datos de la tarjeta. Ocurre cuando visitamos webs falsas o inseguras, o cuando se envía una fotografía de la tarjeta por redes sociales. Cuando se tienen estos datos, los estafadores pueden hacer uso de ella hasta que se percate. Se recomienda hacer un seguimiento periódico de la cuenta bancaria, contactando con el banco cuando se percibe alguna anomalía o se recibe cualquier tipo de mensaje sospechoso.  

Consejos de la Policía para evitar fraudes en internet

La Policía Nacional utiliza sus canales en redes sociales para informar sobre las estafas de actualidad, señalando el modo de proceder y ofreciendo consejos para evitar el timo. 

En este artículo de la Brigada Central de Investigación Tecnológica (la unidad policial destinada a gestionar este tipo de delitos), ofrece algunos consejos de seguridad para evitar caer en la trampa de los ciberestafadores. Recogemos algunos de los puntos más destacados:

  • En redes sociales, mantén un perfil privado.
  • Utiliza contraseñas de calidad, difíciles de adivinar. Cámbialas periódicamente.
  • Adquiere un buen producto antivirus y actualízalo con regularidad. 
  • No ofrezcas datos personales por internet, a menos que el sitio sea de total confianza. 
  • No facilites números de teléfono, tanto fijo como móvil, a personas desconocidas o en webs.
  • Desconfiar de los enlaces que recibamos ya sea mediante SMS, redes sociales, etc. Deberemos informarnos antes en internet los datos de la empresa o la dirección web.
  • Ignora cualquier petición de información o datos personales, que nos soliciten desde enlaces externos o mensajes.
  • No compartir en redes sociales nuestros datos personales ni realizar gestiones que necesiten nuestros datos personales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *