bailar la mejor terapia

Bailar: la mejor terapia para las personas mayores

Aprovechando la celebración, el día 29 de abril, del Día Internacional de la Danza, queremos recordar que el baile no solo es una actividad divertida, sino que también ofrece una amplia gama de beneficios para la salud física de las personas mayores.

Según diversos estudios, bailar regularmente puede mejorar su flexibilidad, su fuerza muscular y la resistencia cardiovascular, favoreciendo, por tanto, su estado de salud general. En todo caso, está comprobado que la actividad física regular ayuda a prevenir y controlar las enfermedades no transmisibles, como pueden ser las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares, la diabetes y varios tipos de cáncer.

Por diversos motivos, con el paso de los años, la actividad física tiende a reducirse, derivando en el sedentarismo. Buscar modos de hacer atractiva la actividad física para la persona mayor es importante para el cuidado de la su salud. El baile puede resultar la mejor terapia en este sentido. El hecho de combinar el ejercicio con el entretenimiento la sitúa como una actividad muy positiva para favorecer un envejecimiento activo.

¿Cómo iniciarse en el baile como terapia?

Para incorporar el baile como terapia en la vida diaria de los adultos mayores, es importante comenzar de manera gradual y adaptar los movimientos según las capacidades individuales.

Es un tipo de actividad que puede realizarse tanto en casa, siguiendo un DVD o vídeo en Youtube, como en alguna academia o centro que cuente con esta actividad. El hecho de que ser un deporte que puede realizarse en grupo puede ser un aliciente para que la persona mayor se anime a realizarla ya que, además de la actividad, se ofrece una posibilidad muy buena de conocer a otras personas y generar nuevas amistades.

Tanto los cursos que se encuentran por internet como las actividades en grupo ofrecen siempre un plano inclinado de ejercicios, empezando por bailes y actividades con bajo impacto.  

Un dato que puede servir de impulso para que la persona mayor se inicie en este deporte es ser consciente del impacto que el baile puede tener en la salud. Conviene recordar la recomendación de la OMS relacionada con la actividad física en personas mayores de 65 años. ”Los adultos mayores deberían realizar actividades físicas variadas y con diversos componentes, que hagan hincapié en el equilibrio funcional y en un entrenamiento de la fuerza muscular moderado o de mayor intensidad, tres o más días a la semana, para mejorar la capacidad funcional y prevenir las caídas”. Sin duda, la terapia del baile está íntimamente relacionada con estas recomendaciones para personas mayores.  

Beneficios de la danza sobre determinadas enfermedades

El baile es un tipo de ejercicio aeróbico que permite quemar calorías al mismo tiempo que trabaja el músculo y despeja la mente. Los beneficios del baile, de todas formas, van mucho más allá de los aspectos físicos visibles, como el fortalecimiento de músculos, huesos y articulaciones Su implantación tiene consecuencias en el cuidado de la salud y la prevención de varias enfermedades comunes en personas mayores.

Efectos de la danzaterapia sobre enfermedades neurodegenerativas, como el párkinson y el alzheimer

El parkinson es una enfermedad neurodegenerativa progresiva que se manifiesta en el sistema nervioso y los síntomas motores más comunes son los temblores, lentitud de movimiento, rigidez, pérdida de equilibrio o dificultad para andar. Para el tratamiento y mejora de estos síntomas se recomiendan terapias que  integren el ritmo, la sincronización, el equilibrio y la coordinación de todo el cuerpo. La terapia a través del baile es de gran ayuda para esto. 

Pero, como decimos, el baile no es únicamente una terapia física, sino que ofrece también numerosos beneficios para la mente. De hecho, es una terapia muy recomendada para pacientes de alzhéimer. Un estudio en el New England Journal of Medicine señaló que el baile puede aumentar la memoria y prevenir la aparición de la demencia a medida que se envejece. Según varios estudios, la danzaterapia en pacientes de demencia ayuda a mejorar la memoria, las funciones cognitivas, la movilidad, el equilibrio y el estado de ánimo.

Efecto de la danza en la salud cardiovascular

El baile como ejercicio para personas mayores también está muy relacionado con la salud cardiovascular y la prevención de enfermedades relacionadas con el corazón y las arterias. El baile ayuda a fortalecer el corazón, ya que el ritmo cardíaco aumenta cuando se practica actividad física. Aquellos que bailan con frecuencia tienen menos posibilidades de tener elevados los niveles de colesterol, triglicéridos y azúcar en la sangre

Efecto del baile sobre la salud emocional y mental 

Los beneficios físicos del baile son más intuitivos y fáciles de comprender. Se fortalecen los músculos, los huesos, se tonifica el cuerpo, se mejora el equilibrio, se mejora la circulación sanguínea y se genera mayor elasticidad en las articulaciones. Sin embargo, el baile también es muy beneficioso para la salud mental. A través del baile, el cuerpo libera endorfinas y algunos neurotransmisores que generan una sensación de bienestar y felicidad. En algunos casos, es de gran ayuda para gestionar problemas de salud mental como la depresión y la ansiedad. Son varios estudios los que lo asocian con la reducción de los niveles de estrés

Otros beneficios de bailar para personas mayores

Además de los beneficios del baile en enfermedades como alzheimer o parkinson, en el cuidado de la salud cardiovascular o sus efectos sobre la salud mental, la danzaterapia tiene un impacto muy positivo en la calidad de vida de los adultos mayores, ofreciendo numerosos beneficios en sus actividades diarias.

Bailar mejora el equilibrio y la coordinación

Al bailar, se realizan movimientos hacia todas las direcciones, fortaleciendo una gran variedad de músculos, especialmente los relacionados con la pierna y el tronco. Cuando estos ejercicios se realizan de forma constante, tienen un impacto positivo en la coordinación y el equilibrio de las personas mayores. Esto es de gran ayuda para evitar las caídas y prevenir las lesiones derivadas de estas.

Bailar mejora la flexibilidad 

Con el baile se mejora la flexibilidad y se aumenta la capacidad de estiramiento de los tejidos. La danza ayuda a mantener una buena postura corporal, de gran ayuda para prevenir lesiones y dolores musculares

Bailar: mejor terapia para aumentar la confianza en uno mismo y fomenta la interacción social

Sin duda, todo lo expuesto puede ayudar al aumento de la autoestima y confianza en uno mismo. Ver una progresión en las actividades diarias, además de los beneficios en la salud que ofrece cualquier actividad física constante, pueden ser de gran ayuda para la persona mayor. Además, al ser una actividad que se realiza habitualmente en grupo, es también una gran oportunidad para que las personas mayores conozcan a otras personas, propiciando la interacción y el desarrollo de nuevas amistades.

Conejos para incorporar el baile como terapia en al vida diaria de los adultos mayores

Como toda actividad física, a pesar de los numerosos beneficios que ofrece, el baile como terapia debe ser llevado a cabo con cautela y prevención, tomando las medidas necesarias para que su incorporación no tenga el efecto contrario del que se busca.  

  1. Haz una incorporación progresiva.
  2. No pretendas dar grandes pasos en poco tiempo. Como en todo, es mejor avanzar despacio y progresivamente. Esto hará que sea más fácil ser constante y mantener la motivación, además de ser de gran ayuda para prevenir lesiones o accidentes.
  3. Realiza bailes de bajo impacto. Esto puede ser de gran ayuda para hacer más fácil lograr los objetivos de entrenamiento sin agravar lesiones existentes ni provocar una nueva lesión.
  4. Escoge un calzado adecuado. La elección de un calzado acertado es esencial para la terapia del baile. Que sea cómodo, cerrado, con buena amortiguación o que ayuden a la estabilidad son requisitos importantes para que la actividad pueda llevarse a cabo sin riesgo.
  5. Siempre realiza la actividad acompañado. Para que esta actividad se realice de forma segura, debe realizarse siempre acompañado, ya sea porque se realiza en grupo o porque se está acompañado de un cuidador. Esto es necesario tanto para adaptar los ejercicios al estado físico de la persona como para estar atento a posibles tropiezos o accidentes.

En conclusión, bailar puede ser una herramienta efectiva en el manejo de enfermedades comunes en la población adulta, además beneficiar la salud cognitiva y mental en mayores con deterioro cognitivo leve. Desde mejorar la función motora hasta fortalecer el corazón y mejorar el bienestar emocional, el baile ofrece una variedad de beneficios que pueden mejorar la calidad de vida en la edad adulta mayor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *