7 manualidades para personas mayores en casa

Estimular el cerebro es una de las mejores maneras para tener un envejecimiento activo y saludable. La estimulación cognitiva tiene como finalidad mejorar el funcionamiento de las capacidades cognitivas, como puede ser la orientación, la atención, la memoria, el lenguaje y las funciones ejecutivas. Esta estimulación puede llevarse a cabo de maneras muy diferentes. Hemos hablado de la lectura, de los numerosos beneficios que ofrece para la salud. También hemos abordado los juegos de mesa, y del papel que tienen en el cuidado de la salud de los mayores. Tratamos hoy el impacto que tienen las manualidades para personas mayores, de gran ayuda para el cuidado de la estimulación cognitiva de los adultos mayores.  

Beneficios de las manualidades para personas mayores

Las actividades manuales son de gran utilidad para el cuidado de las personas mayores, ofreciendo numerosos beneficios para su salud y calidad de vida. Las actividades creativas pueden ayudar al cuidado de la salud mental, siendo un estimulante de diferentes partes del cerebro. Explorar nuevas actividades puede ayudar también a superar retos y mejorar la autoestima. El abanico de posibilidades que ofrece el arte y las manualidades ofrecen beneficios específicos, según lo que se busque con la actividad concreta. Pero algunos de los beneficios comunes a todos ellos son: 

  • Socialización. Son actividades que pueden realizarse en talleres, juntándose con otras personas, posibilitando aumentar el círculo de amistades. 
  • Distracción. Sin lugar a dudas, la variedad de actividades ofrece un abanico muy grande de entretenimiento y distracción. 
  • Beneficios en la motricidad. Son actividades que se realizan con las manos, lo que ayuda a ejercitar la movilidad de estas extremidades, recuperando habilidad y precisión. 
  • Concentración y memoria. Algunas de estas manualidades se dirigen también al cuidado de la atención, la memoria y la concentración.  
  • Salud mental y autoestima. El hecho de llevar a cabo algo nuevo o adquirir una habilidad ayuda a las personas mayores a sentirse más capaces, aumentando la confianza en uno mismo.  

Manualidades para personas mayores con Alzheimer

Los ejercicios de estimulación cognitiva para personas mayores con demencia o deterioro cognitivo son muy importantes para la ralentización de los síntomas de la enfermedad. Por supuesto que son un modo de distracción y entretenimiento pero, principalmente, ayudan a mantener el cerebro activo, focalizar la atención y mejorar el ánimo de las personas mayores. 

Las manualidades para los adultos mayores con Alzheimer ayudan a mantener activas las conexiones neuronales, mejoran las capacidades cognitivas y ayudan al cuidado de la memoria. También pueden ayudar a socializar. Las clases o actividades en grupo pueden animar a la persona con demencia que, como consecuencia de la enfermedad, suele tender al aislamiento. 

Consejos para facilitar las manualidades

Las manualidades para personas mayores, como vemos, brindan numerosos beneficios para su cuidado y salud. De todas formas, pueden llegar a ser frustrantes y contraproducentes si no se adaptan adecuadamente a sus circunstancias y particularidades. Ofrecemos algunos consejos:

  • Visibilidad. Algunas manualidades son excesivamente minuciosas, con piezas o letras pequeñas, que pueden imposibilitar que la persona mayor las lleve a cabo. Debe considerarse la capacidad visual del adulto mayor, realizando ejercicios fáciles de ver y de usar. 
  • Comodidad. Este tipo de ejercicios requieren de paciencia y de espera. Preparar y adaptar el entorno es esencial para que la persona mayor esté a gusto. Un asiento adecuado, herramientas cómodas o la luz  precisa pueden ser factores esenciales para que el adulto mayor quiera seguir realizando las manualidades. 
  • Simplifica los ejercicios. Algunas de las manualidades tienen instrucciones demasiado complejas y farragosas, lo que puede llevar al desánimo y cansancio. Hacer el trabajo fácil, adaptado a las circunstancias de la persona mayor, será también de gran ayuda para que tengan éxito. 
  • Modela la intensidad y duración. Ten en cuenta el estado de ánimo y las fuerzas del adulto mayor. Empezar actividades que requieran de mucho esfuerzo físico y de excesiva duración puede ser también un impedimento para que esta se realice. 
  • Personaliza la tarea. Quizá no sirva toda la manualidad, sino que solo sea de interés una parte de esta. O puede que lo acertado sea una mezcla de varios ejercicios. Conocer los gustos e intereses de la persona ayudará a adaptar la manualidad, creando ejercicios más precisos e interesantes. 
  • Proporciona materiales adecuados. Utiliza materiales que sean fáciles de manejar y que no requieran demasiada fuerza o destreza en las manos

7 ejemplos de manualidades para personas mayores

Cada actividad ofrece beneficios muy diferentes. A la hora de escoger una, es bueno pensar qué tipo de actividad encaja mejor con las circunstancias concretas de la persona mayor que queremos acompañar. Compartimos a continuación siete manualidades para hacer con personas mayores. 

  • Origami o papiroflexia. Ayuda a reducir el estrés, potencia la memoria, se utiliza como terapia en enfermedades como la depresión y sirve para tratar dolencias como la artritis. El único material que requiere es el papel, por lo que es una manualidad muy accesible. Pueden llevarse a cabo desde tareas muy sencillas a ejercicios más complejos y elaborados. Hay muchas cuentas donde se publica contenido interesante relacionado con esta manualidad. En la cuenta Origami & DIY Ideas, por ejemplo, hay varias publicaciones que pueden servir de inspiración.   
  • Costura. Estas actividades ayudan a mantener las manos ágiles y a estimular la creatividad. Esto se debe en parte a que requieren un equipamiento mínimo y a menudo pueden realizarse desde la comodidad de un sillón. Permite un abanico de posibilidades muy amplio. En este vídeo se muestran 10 ideas sencillas para realizar
  • Decoupage. Significa recortar y consiste en decorar superficies con imágenes de papel o de tela recortadas. Sus beneficios se centran en mejorar la motricidad fina y la destreza, calman la mente y reducen el estrés. Se puede hacer con materiales muy sencillos. En este vídeo, por ejemplo, se muestran cuatro manualidades utilizando únicamente servilletas. 
  • Pintar y colorear. Es una actividad muy recomendada para personas mayores, ya que reduce el estrés y la ansiedad y potencia la creatividad. Puede ir desde actividades más acotadas, como colorear dibujos o libros, o más creativas como pintar sobre piñas o piedras, que terminan siendo un complemento precioso para cualquier centro de mesa. En este vídeo se muestra de forma muy sencilla cómo hacer un pisapapeles con piedras. 
  • Collage de fotografías. A través de materiales muy sencillos (papeles de colores, tijeras y pegamento) se pueden crear composiciones únicas con fotografías de la familia. Es un tipo de actividad que puede ser de gran ayuda para la ejercitación de la memoria y la socialización. 
  • Material reciclado. Son manualidades que aprovechan el material que se tiene en casa. Fomentan la creatividad, son muy entretenidas y refuerzan la autoestima. Se pueden llevar a cabo con materiales muy sencillos, realizando, por ejemplo, un marcapáginas con el palillo de un helado, macetas con botellas de plástico o figuras con el cartón del papel higiénico. 
  • Figuras con plastilina. Es un material muy económico, permite una variedad muy amplia de manualidades y ofrece manualidades muy sencillas de realizar, como figuras de plastilina. En este vídeo se muestran diez manualidades con plastilina que pueden servir de inspiración. 

En conclusión, como hemos visto las manualidades ofrecen mucho más que simples pasatiempos; para las personas mayores, representan una valiosa herramienta para la estimulación cognitiva y emocional. A través de la creatividad y la destreza manual, se promueve el mantenimiento de habilidades cognitivas, se fomenta la autoestima y se fortalecen los lazos sociales. Así, alentar la participación en actividades artísticas y manuales no solo enriquece la vida diaria de nuestros mayores, sino que también contribuye significativamente a su bienestar integral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *